¿Dolor o molestia solo en un pie? ¿Por qué?

El hecho de que aparezca un dolor en un pie únicamente y que en el otro no notemos nada extraño es algo más común de lo que nos podríamos imaginar. Esto puede ocurrir por diferente motivos como pueden ser el estrenar calzado nuevo, haber hecho una actividad física intensa e incluso de repente, sin saber el porqué de su aparición.

En el caso de que este dolor haya surgido en los primeros días de haber estado llevando un calzado recién comprado, seguramente sea por una falta de simetría en nuestros pies. Seguramente la morfología de los pies sea diferente siendo un pie más ancho o más largo que el otro y por lo tanto, alguna zona recibirá más presión por parte del calzado desencadenando la molestia.

También puede ser debido a la existencia de prominencias óseas en solo un pie y que estas, al rozar con el calzado provoquen molestia pudiendo llegar a producir ampollas o heridas en la piel.

Además, la aparición del dolor se puede deber a haber realizado una actividad intensa que haya inflamado alguna estructura anatómica de un solo pie. Muchas veces las patologías inflamatorias del pie no se producen de forma bilateral por lo que no es nada extraño.

En cualquier caso, todo lo mencionado tiene solución y pasa por corregir nuestra forma de caminar en el segundo caso mediante unos soportes plantares (plantillas) junto con trabajo funcional. En el caso de tener prominencias oseas o una morfología del pie que desencadene algún tipo de molestia también existen tratamientos desde los más conservadores hasta la cirugía. Además de todo lo comentado, existen muchas más causas por las que un pie duele y otro no como podría ser una disimetría de los miembros inferiores.

No dudes en consultar con tu podólogo cualquier asunto relacionado con la salud de tus pies. Desde Podología a Domicilio Valencia pondremos todos nuestros conocimientos sobre la mesa para buscar la mejor solución a cualquier problema que tengas en tus pies.

Pide tu cita de Podología a Domicilio Valencia en:

Empezar el 2020 pisando bien fuerte

Acabamos de empezar el 2020 y casi seguro, nos habremos propuesto algún que otro objetivo a corto, medio o largo plazo. Empezar a hacer deporte, dejar de fumar, comer mejor, etc.

Durante esta publicación en nuestro blog, os iremos dando algunos consejos podológicos para poder ir pisando bien fuerte y conseguir todos nuestros deseos.

Vamos a empezar con los más sencillos y que se pueden aplicar ya durante estas fiestas navideñas.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres, ¿cuántas de vosotras llevaréis tacones para las próximas cenas, fiestas de Navidad? ¿Sabéis realmente que características debe tener un zapato de tacón para que no sea dañino y podamos disfrutar de la fiesta sin ningún percance?

El zapato de tacón, a día de hoy, se considera una muestra de elegancia y un complemento de moda, no obstante, cronificar su uso puede llevarnos a padecer ciertas lesiones a nivel del pie. Usarlo puntualmente puede generar alguna molestia a posteriori pero no tiene el porqué generar una lesión o una patología.

Pueden generar un acortamiento muscular, la aparición de hallux valgus o juanete, sobrecarga metatarsal, dedos en garra, callos y durezas, etc. Algunas recomendaciones es que el tacón no exceda de 4-5 cm, que no tenga la punta triangular o en forma de aguja y que la horma sea adecuada a la morfología del pie.

Por otra parte, muchos también empezaréis a hacer deporte en el año al que vamos a entrar. Es por eso, que es importante empezar de una forma gradual si hace mucho tiempo que no se practica deporte y tener en cuenta el calzado con el que se va a realizar. Además, siempre es fundamental conocer cómo es nuestra pisada para prevenir posibles lesiones y si hace falta, en pies muy pronadores o supinadores, realizar un soporte plantar para que las estructuras del pie no sufran más de la cuenta.

Otro consejo para tener nuestros pies perfectos es aplicar por la noche crema hidratante con un 15% de urea para obtener un buen grado de hidratación. En el caso de tener muchas duricias o callos, es conveniente también acudir al podólogo o en nuestro caso, que el podólogo acuda a ti para eliminar todas esas alteraciones de la piel.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a empezar el año con buen pie y pisando bien fuerte para poder conseguir todos los propósitos del nuevo año. Desde Podología a Domicilio Valencia os deseamos un 2020 lleno de alegrías y buenos momentos.